martes, 19 de agosto de 2014

RODANDO ENTRE ÁRBOLES DE ASPEN Y PINOS

Llegamos sin la certeza de que rodaríamos, sujetos a que la tarjeta CADIVI pasara para que la rodada comenzara. Fascinados del lugar, todavía dudando si sería una alucinación o era en el mundo real, llegamos a las montañas por sugerencias de varios amigos. Rentamos un par de rígidas que serían suficientes para la travesía del día. Al menos nos ahorramos la subida en “Góndola” como le llaman a un teleférico que te sube con tu bicicleta o con tus ski, según sea la temporada. Muchas rutas y un mapa, al final nos decidimos por “LION´SHEAD”, la cual resultó muy amena. Durante la ruta vimos varios caminantes pero la verdad es que no vimos a ningún otro ciclista subiendo, todos iban bajando. Habían varios cruces de downhilleros en donde había que sabiamente mirar bien arriba antes de atravesarlos, el clima estuvo fresco y soleado durante toda la subida. Recuerdo que al ver el mapa me había dado la impresión de que sería un poco más corto de lo que fue, como todo estaba expresado en millas, mentalmente no tenía mucha referencia.









Cortesía de Ro

Cortesía de Ro






Le dimos y si que me afectó la altura (arriba llegas a un poco mas de 3000 m.s.n), parábamos por fotos, Ro llevaba el mapa, encontramos gente caminando con perros y ciclistas bajando de todas las edades, también sorprendía para bien ver igual proporción de mujeres que de hombres descendiendo la cumbre en sus diferentes tipos de bicicletas. Al llegar arriba, se multiplicó nuestra sorpresa de cuando llegamos abajo. Era un parque, para nosotros Disney, me hubiera encantado poder montarme en el parque de cuerdas y en la pared de escalada, y en los caballitos, pero solo habían niños esta vez. Así que nos tomamos entre los dos la cerveza más cara pero más buena de nuestra vida, contemplando todo.









La bajada, comenzó con una ventolera que me batía la bici, bajamos por “BIG MAMBA” una ruta variada con muchos singletrack rodeados de pinos y árboles de aspen, con codos pronunciados, algunas raíces y muchas ardillas asustadizas. Así que llegamos abajo felices, yo como siempre pegaba gritos de emoción, y lo más bonito fue ver a todo el montón de gente abajo acostados en la grama con sus bicicletas a un lado, realmente un paraíso. Muy agradecida de esta oportunidad y gracias por su puesto a Ro, mi compañero, a Erik y Carla que nos recomendaron este paseo del pasado 9 de agosto del 2014.



Cortesía de Ro



martes, 1 de julio de 2014

CASUPITO, II Válida.

En este momento mi mayor compromiso es con mi proyecto de vida a corto y mediano plazo, es por esto que el ciclismo ha pasado a un segundo o tercer plano en mi atención, en la pantalla de mi mente. Sin embargo, de los errores se aprende mucho más que de los aciertos, y eso trataré de hacer. Intentaré sacarle la mayor cantidad de aprendizajes posibles a esta experiencia. Como por ejemplo: no se puede esperar que el cuerpo reaccione igual que siempre cuando no se esta entrenando como siempre. Otro ejemplo, es aprender a pasarse el "switch" y salir de la zona de confort durante las carreras. Cuando se sale a rodar paseando muy seguido, el cuerpo se acostumbra a estar demasiado cómodo, es mejor practicar constantemente y entrenar fuera de está zona para que en la carrera ya se logre sentir "como pez en el agua" fuera de la pecera (mi entrenador lo sabe bien, yo tengo que practicarlo más) y por último es no desanimarse durante el recorrido, intentarlo con la misma intensidad o más hasta el final.

En todo esto de competir, ayuda siempre mantener claro el por qué y el por quién se hace. Yo decidí hacerlo en un principio por diversión y luego como un reto personal, pero compito por mí y contra mi tratando de mejorar a la Ligiana anterior, donde las otras compañeras solo me sirven de referencia para evaluarme.  Esta vez no logré mejorar a la Ligiana anterior pero tengo la ventaja que ya me conozco bien el camino y que sé que puedo y cómo. Sin embargo, por los momentos seguirá estando en un segundo plano el ciclismo en mi vida. Y aquí viene otro aprendizaje, y es no asumir compromisos (con uno mismo o los demás) cuando sabes que no está en tus prioridades, ni es tu enfoque en el momento.

No obstante, estoy feliz de haber ido. Fue un día fino, estuve con los amigos, sentí el apoyo de mucha gente, apoyé y me alegré con el triunfo de los de los panas. Pude ver caras de alegrías y decepciones. Ayudé a algunos a volver a la tierra, y me ayudaron otros durante la carrera con gritos de ánimo e hidratación (entre ellos Luis el Pinchi de Annabelle y  los de Ciclismo USB), y aprecié mucho  el ambiente que había entre las de mi categoría. 

Salimos de Caracas Ro y yo,  con Pek, Duende y Claudia quien esta de vuelta a las carreras en Venezuela después de una larga temporada en Estados Unidos. Nos paramos por arepas, y nos encontramos al llegar a Casupito con Chaning, su esposa Angelica y su bebé guerrero, con Rodrigo y su esposa Noelbis, con Pirata  (quien me ayudó a que me funcionaran los cambios perfectos durante la carrera), también con Jay y su esposa Tati y con los chamos de estos. Al poco tiempo calentando uno comienza a encontrarse a toda la gente pana. Y pronto comienza la adrenalina y la fiesta.

Esta vez corrí en categoría Experto Femenino por primera vez, la cual se abrió este año, y con éxito está válida ya fuimos 8 corredoras, en parte gracias a Naoby que insistió para que no la cerraran para esta segunda válida. En realidad, es una gran diferencia salir rodeada de gente con experiencia y sobretodo con conciencia. La primera vuelta no me sentí bien, me dieron unas puntadas en la barriga que no me permitían mantenerme derecha, al final de la segunda vuelta es que empecé a sentirme mejor. Al final llegué de quinta de 8 competidoras en mi categoría. El circuito entretenido y exigente. Fue fino en los últimos metros cuando apareció Pirata y entramos juntos a la meta (el en su cuarta vuelta y yo en mi tercera, porque a los que los doblaban el primero no podían completar la cuarta vuelta).


En la carrera a Ro se le rompió el descarrilador y tuvo que retirarse en la segunda vuelta, cuenta que antes de eso se sintió bien, Dudu se sintió mal y tuvo también que retirarse. Chaning y Pek la hicieron y se sintieron bien. Tanto Pirata como Jay hicieron segundo lugar en sus respectivas categorías, son mis héroes. De Ciclozona, Chaparro hizo primer lugar en su categoría, otro durísimo más al que admiro mucho, pero Rivero y Jonathan se tuvieron que retirar por pinchazos. Mi equipo Luis Carmona no corrió pero nos asistió. En la mañana más temprano corrió Noelbis en Sport, apenas su segunda carrera y su segundo podium, muy orgullosa de mi amiga Noe. Un día soleado, con calor y humedad en la hacienda Casupito, Edo. Aragua, lleno de anécdotas compartidas y buenas experiencias.





Feliz vida y a rodar,

L.A.








En la llegada compartiendo experiencias (Foto del Chileno)

Jay, Segundo lugar y Pachano (Ciclozona) en el tercero pero ya se había ido.

Noelbis, Tercer lugar en Sport, su segunda carrera en la vida.

El Gran Chaparro

Pirata, La leyenda, en el segundo lugar

lunes, 23 de junio de 2014

Andrés en Casupito

Ayer fue la práctica oficial de la segunda válida del circuito Gatorade que se efectuará en la ya conocida por nosotros hacienda Casupito, Edo. Aragua. Un circuito nuevo, que fuimos a reconocer, con un "sigletrack" prometedor. Ro y yo buscamos a Jay y a nuestro sobrino Andrés, que acaba de cumplir los once años, nos paramos por arepas y nos encontramos al llegar con Rodrigo, Noelbis, Pirata y Chaning, Los Velociraptor Bikers. Rodrigo está recien operado y no va a poder correr el domingo, pero Noelbis que cada vez está mejor preparada, si correrá.




De izquierda a derecha: Noelbis, yo, Andrés, Pirata, Ro, Chaning y Jay (foto por Rodrigo)

Comienza con un plano, atraviesa el río seco, luego cuenta con subida, y subida, más adelante entra a un singletrack con subida y bajada pronunciada, y al salir de ahí, viene bastantes subidas en zig-zag, la bajada no demanda mayor técnica pero hay que estar pilas a la hora de pasar y de ser pasado durante la carrera, porque hay muchos huecos y zanjas que evitar. Termina con otro plano, que da pie a rematar antes de llegar, y así son 3 vueltas para los de la categoría Sport y 4 vueltas para los de la categoría Experto, con mucho cambio de ritmo y una vuelta que puede llegar a ser realmente rápida.

La vuelta es de 7 km, estaban debidamente marcados para la práctica, salimos todos juntos y yo la hice con Andrés, ibamos pasando gente, yo mortificada trataba de prevenirlo pero luego me quedé atrás de él y lo dejé que decidiera, qué hacía y cómo, porque tiene mucho instinto y talento. La sensación que daba era ver a un ciclista con experencia pero en menor escala. No me sorprendió que fluyó por toda la ruta, no hubo bajada que no hiciera montado, y algunas pocas subidas que hizó empujando su bici algunos metros, de resto todas montado también. La primera vuelta cuando comenzó la bajada, se metió por donde no era y "compró un terrenito" (se cayó), nada grave, su actitud valiente fue sacudirse y seguir. -¿Estas bien?, - sí, respondió.  Yo me disfrutaba su mérito como el mio propio. Al final hicimos 14 km, la segunda vuelta con mucha más seguridad y soltura que la primera, sin quejarse más que por un dolor en la espalda al cual hay que prestarle atención ajustándole mejor la bicicleta para la próxima. Andrés iba sorprendido por la cantidad de ciclistas y la cantidad de ciclistas sorprendidos al ver su dominio y desempeño. La pasamos fino y para él fue un reto que asumió con una estupenda buena actitud. 








Foto por: personas paradas ahí






 ¡Feliz vida y a rodar!

L.A.

lunes, 2 de junio de 2014

Con los muchachos de Ciclismo USB, hasta El Junquito

Este domingo rodé con los chamos de CICLISMO USB, yo soy egresada de La Simón, pero tenía mucho tiempo sin frecuentar mi universidad. Afortunadamente estoy haciendo una suplencia y he podido rodar mucho por estas montañas con tantos recuerdos para mi, de donde antes no salía. Bien sea por prácticas de campo en biología, o apagando incendios como miembro de Los Bomberos Voluntarios USB, o simplemente haciendo ejercicio y caminando entre los pinos. En mi epoca no había grupo de ciclismo, sin embargo yo llegué a entrenar con Julio Cruz, quien fue uno de los fundadores. Aquí algunas fotos de las últimas semanas...








El viernes en la USB


Ayer fui con este grupo hasta más arriba de El Junquito. El punto de encuentro fue en Las Mercedes, llegamos al Paraiso por La Cota Mil, y por La Avenida San Martín, y atravesando un pedazo de autopista llegamos a la carretera Mamera-El Junquito. Para salir tuvimos que hacer varias paradas, entre la indefinición de la ruta y varios pinchazos, salimos con algo de retraso. Me gustó ver como reaccinó el grupo ante un doble pinchazo de la compañera Claudia. En parejas, cada uno con un caucho, solventaron la situación rápidamente. El otro pinchazo fue de JuanValdez (el Sr. del café) quien se quedó reparando con Gruber, y nos encontramos todos en la salida de La Cota.

En la subida de Mamera, cada quien agarró su ritmo, los hermanos Schleck (morochos Olivares) tomaron la delantera en sus ruteras, alcanzando la cima de primero, y para sorpresas de todos, hasta de ella misma, Claudia Peñaloza fue la siguiente. Ante lo cual, los hermanos Schleck le preguntaron: ¿y qué pasó, todo el mundo pinchó?. Los demás fuimos llegando poco a poco.  Angel, es del grupo pero vive por la zona, así que nos esperó por allá, y bajó a buscar a los resagados aprovechando que tenía pocos kilómetros encima. Yo me fui con Esteban y Claudia a tomar y comer cocos en la carretera, los cuales hidratan mejor que cualquier bebida isotónica comercial. Ahí nos reagrupamos, y seguimos hasta el pueblo de El Junquito.

Un grupo siguió hasta la Colonia Tovar, motivados por Francesco a quien lo esperaba su novia. Y el otro grupo bajamos, haciendo antes una parada por los clásicos golfeados y bajamos por la carretera normal hasta la Yaguara. Entre los que estaban, dos profesores de la universidad, dos egresadas, dos estudiantes y Juancho con quien tengo el gusto de haber rodado muchas veces. En la carretera convencional por ser domingo, había bastante congestión de carros y motos, lo que particularmente me parece más peligroso que cualquier pica. Pasando entre los carros me encontré con una moto de frente, solo fue un susto después de todo.

En la Yaguara, abordamos en el Metro de Caracas, donde está permitido los domingo desde hace varios meses, entrar con bicicletas y hasta gratis. Lo cual me recordó a Europa, sin embargo, la gente caraqueña no reaccionó como en Europa, nos veían con cara de “bicho raro”, aunque amables y curiosos. Así hasta la Zona Rental, pero los hermanos Schleck (Olivares) se bajaron antes para ir a casa de su abuela, y yo que estaba en el vagón de al lado, pues me bajé también por despistada, por lo que tuve que esperar el siguiente metro, solidariamente me acompañaron hasta que llegó y pude conocer mejor a estos hermanos triatlonistas que van por muy buen camino.


El grupo en general de buena vibra, entusiastas, y con actitud inocente ante los peligros, con lo cual me recordaban a mi hace un tiempo. De hecho, los que se quedaron, llegaron a sus casas a las 8:00 pm después de mas de 170km, pobre la mamá de estos muchachos.


Saliendo y reparándo.
Foto cortesía de Luis Perez
Hidración con COCO

Parada por el COCO FRÍO
Camino al pueblo de El Junquito (Cortesía de C. Peñaloza)


El grupo que llegó hasta el Junquito, en los Golfeados



Estación LaYaguara, Metro de Caracas (Cortesía de C. Peñaloza).

¡Feliz vida y a rodar!

L.A.

lunes, 26 de mayo de 2014

Pilas con los detalles

Un fin de semana activo, en donde después de darme cuenta tarde el viernes que los cambios de mi bici montañera (Eddie) no funcionaban, no me quedo otra opción que salir en ruta (Felta) en la mañanita del sábado. Por el imprevisto no me dio tiempo de cuadrar con nadie. Sin embargo, me encontraría con Ro en el Bike Park para llevar al sobrino Andrés a media mañana. Andrés está por cumplir once años y saca al natural el Bike Park, tiene el instinto y la condición.

La cosa salió mejor de lo esperado, aunque salir a rodar sola en estos días en Caracas, se siente así como cuando uno salía escapado de casa de sus padres, con algo de remordimiento y con bastante paranoia. No obstante, me pasé el suiche durante la rueda, con la mentalidad de que estaba a salvo, porque sino no lo iba a disfrutar, y logré disfrutar enormemente mi trayecto mañanero en paz por las montañas de la ciudad. Y aparte de contar con un clima ideal, fresco y soleado, las calles estaban muy solas y silenciosas, realmente estuvo perfecto. 

Al llegar a La Lagunita, me puse de acuerdo con mi hermana y mi cuñado quien por grata sorpresa también rodarían, así que mientras Andrés rodó con su tío Ro. Yo me quedé rodando con la Gordy y Luis. La Gordy nunca ha hecho ejercicio más que pasear de vez en cuando, sin embargo tiene la genética favorable para el deporte, tal como el hijo, parecía que tuviera tiempo rodando. Para darle un tip de cómo cambiar en subida, se me ocurrió la siguiente comparación:

Cuando cambias en subida, es tal cual cómo cambiar con un carro sincrónico, aceleras bastante, dejas de acelerar para cambiar y luego continuas la aceleración. Lo mismo se hace con las bicis para que no se force la cadena. A lo mejor le sirve la comparación a alguien que quiera comenzar, o enseñar, por eso la comparto. Ver a mi hermanita mayor enfiebrándose con la bici, fue una alegría enorme para mi. Ojalá se quede "mal pegada" con la bici. 

El domingo después de arreglar mi bici en CICLOZONA al día anterior, salí con los desadaptados Velociraptorsbikers, quien me hicieron el honor de darme un uniforme, salí con Pirata, Chaning y Ro. Y en el trayecto afortunadamente nos encontramos con Pedro (Nutrisport) con quien rodamos al comienzo y con Jorge Inciarte con quien rodamos hasta el final. Al final también nos conseguimos a Ferreira, en fin muchos buenos amigos coincidieron con nosotros ayer. 

Hicimos algo así como Las Peritas, subimos Los Zamuros, bajamos por La Fila, subimos por La Arenera, subimos hacia las antenas del IVIC y bajamos por el K2. Hubo de todo en la ruta, por mi lado, el K2 lo bajé mucho más suelta y controlada que en La Fila donde mi bici se coleaba mucho y tuve que poner el pie muchas veces. Al final 30 km de buena rueda, con mucho sol, conversa y ellos iban a un ritmo suave, lo que me permitió compartir junto a ellos todo el camino e ir a buen ritmo para mí. 

Más tarde en casa, Ro y yo en conversaciones con Frewuill y Mariana, discutíamos de la importancia de cuidar los detalles en los deportes para poder seguir mejorando y avanzando. Si se une el talento (aprendido o natural) con cuidar y estudiar los detalles se puede mejorar increíblemente y ser más integral en la actividad que se practique. 

Sólo por nombrar un ejemplo, Pirata me recomendó mover las caderas en las curvas cerradas hacia donde quiero girar, con cuidar ese pequeño detalle he ganado un montón de tiempo y destreza. Y Ro me recuerda sobre la importancia de conocer y familiarizarme con el funcionamiento de mi bici, sólo cuidando esto mejoraré un montón, aunque mi gusto por la mecánica es nulo, trataré de prestar más atención a esos detalles. 

Feliz vida y a rodar, 

L.A. 










viernes, 9 de mayo de 2014

MAMÁ DE LUJO



Yo:
- MAMAAAAAAÁ, ¡TENGO HAMBRE!
Má:
- FIGAROFIIIII, FIGAROFAAAA,
ALZA LA PATA Y COME CALAMBRE




Mi mamá es la mejor mamá del mundo, una mamá de lujo de eso no hay discusión.  Mi mamá, no es la que tiene más músculos, pero siempre fue la más fuerte, y la más resistente. Todavía no entiendo cómo era la que se despertaba de primero en la casa y la que se acostaba de último. Además siempre ha andado bonita, es la más bella, ayudaba a todos en la casa, sabía los gustos de cada quien, y nos tenía a todos consentimientos, bueno todavía. Salía a trabajar cada día de madrugada,  pero siempre había que llamarla al trabajo pues tenía un GPS mágico para cada cosa que se nos perdía. Con solo pelarte los ojos o un pellizco bajo la mesa, ya te ponía en advertencia. Y me silbaba para que entrara, cuando  yo jugaba en la placita, dependiendo del silbido era “¡VEN A COMER!” o “¡ENTRA YA!”, en la última, en algo me había pillado. Por más que pasamos momentos difíciles con papá, ella junto con él, nos inculcaron, la Fe, el optimismo y el trabajo en equipo.

Iye con La Era (2012)


En el vocabulario de mi mamá nunca existieron frases como: “estoy cansada” o “no puedo”,  sino todo lo contrario, es más pocas veces recuerdo que nos haya pedido ayuda. Viéndolo en retrospectiva es una superhéroe. Fue después que me casé , que empecé a apreciar más cómo lograba rendir el tiempo. A veces uno se acostaba a dormir, y al despertar, había cambiado los muebles de posición y la casa relucía de limpia, ya estaba lista para trabajar y mi lonchera lista también.



Iye con Eddie (2014)
Mi mamá es una mujer apasionada, arriesgada, independiente, con una entrega total por su familia. Es demasiado ocurrente y alegre, hace lo que le nace en el momento.  Resuelve la vida de una manera única,  pero siempre sale adelante. Fue y ha sido un apoyo incondicional para mi papá y para todos nosotros, se acerca el día de celebrarla y agradecerle, más que a ella a su personalidad, porque lo que ha hecho es porque le ha nacido y lo sigue haciendo con nosotros y con los nietos. Siempre serás un ejemplo y espero algún día ser tan buena mamá como tú, Iye, Ivett González de Aurrecoechea. 

A seguir rodando má,

L.A.

viernes, 2 de mayo de 2014

ETAPA 6, venezolanos conquistan la Titan Desert 2014

No tengo mucho que escribir, solo esperar los verdaderos cuentos y anécdotas para publicarlos en otra entrada. 

Mi corazón se hinchó y se me aguaron dos guarapos, al ver cumplida la meta. Rómulo Cobos, Alejandro Pecchio y Gabriel Briceño hoy culminaron la sexta etapa de la novena edición de La Titan Desert. Son unos titanes venezolanos. 

Entre los cuentos de hoy, Pek cuenta que "me cayó la maldición de la momia Tripan-kanon, pinché ambos neumáticos como 8 veces", "pero ya estamos en el hotel en vías de ser gente nuevamente". También me escribió: "Ligi esta carrera jamás la hubiera terminado sin Rómulo, es mi hermano de guerra".

Ro cuenta que en la etapa de hoy: "iba solo y pasé a un chamo medio "PRO" y se pegó atrás como por 20km y no me importó que me chupara rueda, y cuando llegamos al PC me dió un abrazo y me dijo: gracias por traerme hasta aquí", tenían el viento en contra, esto me  recuerda a cuando competimos en Guatemala y a él le decían la locomotora Diésel. Cuenta también que se le aguaban los ojos viendo la felicidad de los participantes llegando, de los niños corriendo y de las montañas nevadas. 

Sobre la clasificación final y sus posiciones en cada etapa, tengo mis dudas, ellos manejan unas distintas a las de las páginas y mejores. Así que prefiero esperar las oficiales antes de publicarlas. También Pek me comentó "Ligi en la etapa de ayer en vista de lo reventado que estaba todo el mundo dieron una opción de 58km +14km por carretera al hotel. Los que usaron esa opción les colocaron 14hrs de penalización. Romulo y yo le dimos completo... queríamos ser titanes jajajaj" y lo lograron. 

Bueno los titanes ya están comiendo mucho y reponiéndose, se sienten bien y sobretodo feliz. Los esperaremos en Caracas para más cuentos. 

Felicitaciones y gracias por llevar nuestra bandera a los desiertos marroquíes. Los admiro mucho. 

¡Feliz regreso a casa titanes! 

L.A.